Novedad “Cuadernos de Negación: Apuntes para la Reflexión y la Acción”

cn (2)

“Cuadernos de Negación: Apuntes para la Reflexión y la Acción” (Ediciones Crimental). Recopilatorio en formato libro de los Cuadernos de Negación del 2 al 5.

“Este panfleto no es un texto educacionalista surgido como brillante conclusión de un grupo ideológico, menos un ejercicio artístico ni de diseño gráfico: no nos interesa lanzar al mundo una nueva obra pues creemos que en éste mundo la única obra faltante es su destrucción. El Capital influye sobre toda nuestra práctica, se apropia y desvía toda la actividad creativa del hombre para la realización de sus propias necesidades de acumulación. Al separar definitivamente la creatividad del resto de la actividad humana el Capital definió al Arte como el único campo de la expresión y de la creación, como el lugar y el momento de todas las significaciones posibles, precisamente por que la vida ha perdido toda significación. Se nos impulsa a escribir, a decir, a dibujar cualquier cosa, mientras esos productos artísticos queden en el dominio de la representación de lo vivido, del espectáculo, sin que superen las fronteras hacia la transformación de la vida, dentro de esos límites, dichos productos no son otra cosa que mercancías como todas las otras.”

Re-edición de “La Gitaneidad Borrada”

gitano 2

“La Gitaneidad Borrada: Si alguien te pregunta por
nuestra ausencia.”
Pedro García Olivo (Ediciones Marginales)

Re-edición del libro a un tamaño de letra mayor, pasando de 150 a 230 paginas. Pero eso si, al mismo precio: 5 Ecos o trueque directo.

“Existe una especificidad gitana, una diferencia, que puede estar a punto de diluirse… La desesperada apuesta de Occidente por un mestizaje que, no habiendo podido evitar, erige hoy en objeto de administración, adherida a la voluntad de ocultar su responsabilidad en sucesivos etnocidios, incita a muchos investigadores, bajo recompensa económica y de prestigio, a negar la idiosincrasia de las culturas (vigorosas o moribundas), los rasgos de fondo civilizatorios resistentes a la erosión del devenir. Hiperbolizando las mutaciones de superficie, las evoluciones reales o aparentes, llevan a cuchillo las raíces, las velan; y, por un gesto complementario, disuelven a los portadores empíricos de la otredad cultural en el magma de la diversidad sin patrón, de la heterogeneidad irreductible, de la casuística individual. “Cada gitano, un mundo”, se nos dirá. Y se repetirá, con indiciosa satisfacción, que “la gitaneidad es hoy múltiple, fragmentada y hasta contradictoria”… Con esta falsificación parcial se atiende a una demanda mayor del discurso liberal dominante, etnocéntrico y tardocolonialista. Propende la homogeneización —algo más que la mera homologación— en un pseudo-mestizaje de cuño occidental.”